Grupo Nacional de Montaņa "Leones de Castilla"
  3 y 4-10-09 Ruta del Cares
 
INFORMACION DE LA RUTA.

Esta antigua ruta une los pueblos de Caín y Poncebos en aproximadamente 11 km. y que sin embargo para ir en vehículo deberíamos recorrer más de 100 km.

La ruta del Cares es prácticamente llana aunque cuenta con algunas pendientes cortas. Por encima de nuestras cabezas nos encontraremos con las cimas de Picos de Europa, con más de 2000 metros y debajo el río Cares, en algunos puntos a más de 800 metros de desnivel.
El camino es relativamente ancho y cómodo.  Cruzaremos el río dos veces, por el puente de los Rebecos y por el de Bolín, aunque en ambos casos lo veremos desde la altura, no abrá chapuzones.

A pesar de ser una ruta de dificultad baja, debemos tener en cuenta ciertas recomendaciones y evitar acciones temerarias que pongan en peligro al grupo y a uno mismo.

Se debe llevar un calzado deportivo o bota de montaña, así como crema protectora para el sol y una gorra, especialmente en verano. Tampoco debemos olvidarnos del agua (veremos muchas veces el río pero no podremos refrescarnos en él).
Por su baja dificultad la ruta puede ser realizada por niños a partir de los 10 años siempre acompañados por adultos.




Los excursionistas nos concentramos en Poncebos a las 11:00 según lo previsto y comenzamos la actividad a las 12:00 del medio día, dispuestos a completar la primera fase de la ruta, cubrir los 11 kilometros que nos separaban de Caín, lugar donde dormimos alojados en el Albergue "El Diablo de la Peña". Sin duda un lugar que recomendamos para alojarse a todos aquellos que deseen hacer la Ruta del Cares por su cuenta.

El camino, con una ascensión pronunciada en el inicio de Poncebos puso a  prueba a alguno de los componentes del grupo, prueba que se superó sin mayor trascendencia y se prosiguió la marcha con normalidad y tranquilidad, haciendo fotos a todo lo que nos rodeaba, incluso teniendo contacto directo con alguno de los animales de la zona.
A las 15:00 paramos a reponer fuerzas y conversar sobre el lugar y propuestas de futuras aventuras.
Por fin, a las 17:30 llegamos a Caín, dejamos las mochilas en el mencionado albergue y salimos de visita por el pueblo.
Al día siguiente comenzamos relativamente pronto, las 9:50 de la mañana y llegamos a Poncebos entorno a la 13:00, visitamos el mirador de Camarmeña y el monumento en homenaje a los montañeros.
Acto seguido nos vamos al pueblo vecino de Arenas de Cabrales donde comimos la típica fabada asturiana.
Y allí, con el estómago lleno y la mente despejada tras el fin de semana de camaradería, nos despedimos y cada uno retornó a su lugar de procedencia con la promesa de volver a vernos muy pronto.


Hacia Poncebos.






Pese a la extrema sencillez del recorrido, nada se deja al azar.




Construcción al inicio del camino.






Panel indicativo del camino.






Comienza el ascenso...








Fauna local








Las vistas son impresionantes a cada paso que se da. En la foto son visibles los tejados hundidos de estas antiguas casas, en gran parte por culpa de la mala Fe de algunos excursionistas que arrojan piedras con la intención de romperlos, ignorantes ellos de que posiblemente realicen años después esta misma ruta, que el tiempo no les sea favorable, y que la construcción que les pudo servir de refugio está sin techo. Cosas de la mentalidad.





























Uno de los túneles de la ruta.













Salida del día 4













Picu Urriellu o Naranjo de Bulnes. Al pie se puede apreciar el pueblo de Bulnes.




Algún día haremos las fotos desde allí arriba.





Homenaje a los montañeros.


 
  Hoy habia 16 visitantes (125 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=